Los adolescentes pasan una hora y 40 minutos de media a la semana visitando sitios pornográficos en Internet, según una nueva investigación. Eso equivale a 87 horas al año expuestos al porno.

El estudio, basado en una muestra de 1000 jóvenes (500 chicos y 500 chicas), concluyó que los adolescentes pasan una media de 31 horas semanales buscando por Internet páginas de pornografía soft, cirugía plática, dietética, planificación familiar y apoyo emocional.

Los jóvenes prefieren resolver sus dudas en la Red antes que hablarlas con sus padres

Después de la hora y 40 minutos dedicados al porno cada semana, las páginas más visitadas son las de dietética y pérdida de peso (una hora y 35 minutos semanales). En tercer lugar quedan las páginas de cosméticos y cirugía estética, a las que dedican una hora y ocho minutos semanales.

Los investigadores han comentado que este estudio refleja que los jóvenes cumplen ciertos tópicos debido a las presiones sociales que les llevan a querer cumplir los estándares de belleza. La navegación por Internet refleja esa gran preocupación por el aspecto físico.

También destacan que los jóvenes, por alguna razón, encuentran más fácil buscar en Internet que preguntar a sus padres por cuestiones sexuales.

Los chats, el correo electrónico y redes sociales como Facebook juegan un importante papel en las relaciones sociales de los adolescentes, que pueden llegar a pasar nueve horas semanales utilizando estos canales para comunicarse con sus amigos y establecer nuevas amistades.